Qué hacer ante las arcadas de tu perro

tos de perro

Estás tranquilamente sentada en el sofá y de improviso debes lidiar con las arcadas de tu perro. Nos preocupamos porque pensamos que no puede respirar, que quiere vomitar o que podría ser algo más grave. En este artículo vamos hablarte de cómo diferenciarlas, por qué los canes las tienen, y qué hacer para ayudar a tu mascota.

¿Por qué los perros tienen arcadas?

Las arcadas son causadas por un movimiento de contracción del abdomen. Cuando esto sucede, el estómago se pone a trabajar para echar fuera el contenido que el animal está rechazando a través del vómito.

Las arcadas son el intento de vomitar, pero esto no siempre sucede. Puede haber vómitos sin ellas y también arcadas sin vómitos. Los motivos por los que tu mascota puede tenerlas son:

  1. Puede ser que haya vomitado antes y su estómago ya esté vacío. No obstante, algunos mínimos restos le hacen tener esta molestia.
  2. Quizá está sufriendo una dilatación del estómago.
  3. O bien, que sufra de tos de perro
  4. Por último, una parálisis de laringe. Esta última impide que el perro trague bien, y en ocasiones produce que alimentos entren a la vía respiratoria. Es una dolencia frecuente en labradores maduros.
 Cuando las arcadas vienen acompañadas de vómitos pueden ser más graves. A veces pueden ser señal de algún daño interno que debemos atender.

Cómo saber si son arcadas o tos

Las arcadas y la tos son muy parecidas, y para ayudar a tu perro hay que saber diferenciarlas. A veces la espuma expulsada por la boca del can es fruto del esfuerzo hecho por la tos, y no vómitos como muchas veces se ha pensado.

Una de las maneras más fáciles de diferenciar unas de otras es a través de los sonidos. La tos emite un sonido ronco y seco, mientras las arcadas emiten un sonido que sale de la garganta y es más salivoso.

También es importante saber diferenciar las arcadas de la regurgitación. Aunque en las dos se intenta expulsar algo del estómago, en la regurgitación se hace sin arcadas y sin movimientos bruscos abdominales.

Qué hacer si tu perro tiene arcadas

Una vez que sabemos las causas y cómo diferenciarlas de otras molestias, toca ponernos manos a la obra y ayudar a nuestra mascota. Como hemos dicho, las que vienen acompañadas de vómitos son las más peligrosas, por lo que nos centraremos en ellas.

Estos son los pasos a seguir:

  • Intenta descubrir por qué le sucede. Quizá solo le sucede cuando le has dado de comer algo que no es su alimento. Por tanto, si observas que le pasa a menudo, quizá su alimento tiene algo que le sienta mal. Si le sucede cuando viene de la calle, a lo mejor es porque ha comido algo del suelo. También podría tratarse de un objeto que se tragó, en cuyo caso necesitará ayuda. En definitiva, observa a tu mascota.
  • Previene los vómitos. Si le pasa a menudo, bajo prescripción médica, podrías darle un medicamento preventivo al perro para que el tiempo entre uno y otro se alargue.
  • Repón sus líquidos. Cuando se vomita mucho, solemos deshidratarnos y a tu perro le sucede lo mismo Por ello, es vital que le des mucha agua y sales minerales que le ayuden a reponer todo el líquido perdido.
  • Si vomita más de una vez en el mismo día, acude al veterinario cuanto antes. La clave es observarlo por un par de días: si se le ve alerta y con apetito, no deberíamos preocuparnos más del asunto.

Si crees que la causa de las arcadas es haberse tragado algún objeto, con muchas más razón debes acudir a un especialista. En ocasiones es necesario emprender acciones que tú no podrías hacer en casa.

Estate especialmente atento, ya que si lo que le sucede a tu perro es una dilatación-torsión del estómago, esto podría causar su muerte. No des por sentado que las arcadas no tienen importancia.

Todo lo que sucede en  tu mascota que se salga de lo común es porque algo no va bien, y tú eres el responsable de descubrir qué es y cómo solucionarlo.

 

Te invitamos a conocer nuestro alimento, AlphaPro Salmón & Papa, funcional y libre de granos.

 

Referencia Pet MD

Tienda
Contáctanos
Contáctanos
Contáctanos